Relic hunter – #1 La delgada linea amarilla

boss linea amarillaboss linea amarillaboss linea amarillaboss linea amarillaboss linea amarillaboss linea amarilla
Boss ha sido una de esas marcas que es recordada en controversia por su apariencia plasticosa y no posser footswitch. Aún así tiene sus seguidores de parte de sus primeros delays (DD-2 y DD-3), y una gran cantidad de usuarios de Metal zone que ellos mismos detestaron. Por los motivos mencionados, es comparada con Danelectro y Behringer, marcas económicas que son muy distintas entre sí, y que como todas las demás, tienen sus pros y contras. Otro pedal glorioso y simple a la altura de un ProCo Rat es el Boss DS-1, recuerdo haberlo escuchado como distorsión principal en una banda local tributo a Queens of the stone age, con un amplificador barato y haber sonado espectacular.

El motivo de que los pedales Boss no posea footswich y no sean True By pass, se debe al buffer, lo cual exije que se cuide el tono desde otro método, utilizando pedales como Buffer que la misma marca ofrece, Boss NS-2 y Boss TU-3. Dado que la función principal de estos pedales se trataban de otras cosas funcionales, su variedad de utilidades se perdieron en el tiempo.

En mis inicios como lector de reviews y catálogos de pedales para informarme, utilizaba la página Boss Area, que lamentablemente fue dada de baja, aunque un colaborador realizó una página en mirror ya que es muy requerida actualmente.

 

Con el tiempo encontré una parte que va algo más allá de la nostalgia acerca de su linea de pedales, si no de sabiduría, al menos porque uno de sus pedales más reconocido, aún sigue en venta. Hoy en día tengo una mentalidad casi opuesta a mi forma previa de pensar la marca, en parte porque tuve más experiencia no relacionada desde el punto de vista de un músico, si no de un sonidista, donde se adquiere consciencia de otras herramientas, y otra forma de utilizarlos, una menos bruta y minuciosa. El Boss SD-1 a mi gusto es de los Overdrive más útiles y simples que hay, lo prefiero antes que el reconocido titán verde, Tubescreamer, a pesar de la trasnparencia y sutileza.

 

boss board.png

Entre esta board podemos observar que está el compresor CS-1, simulador de guitarra acústica AC-2, la gema pirotécnica PS-3 y el combo de delay/reverb RV-3. Estos pedales no son los más recientes de la linea de pedales, hay algunos que son imposibles de conseguir.

La imagen es recreativa y no soy un real poseedor de estos pedales. Fue realizada gracias a Pedalboard Planner de Pedaltrain.

La página de Planner no incluye por sí misma todos los pedales, pero sí la gran mayoría. De los que elegí para esta nota, 2 no estaban disponibles, el Boss NS-2 Noise supressor, y mi ovedrive favorito, Boss SD-2.

boss_sd-2_001

 

No hace falta aclarar que tengo predilecciones poco convencionales, aunque mi experiencia con gama amarilla de Boss me permitió tener otra escucha. Tampoco soy el único, Steven Wilson es un ejemplo de que no todo en Boss es tomar un SD-1 y modificarlo por Keeley:

 

steven wilson

 

Si querés participar de Relic hunter, mandanos una foto o tu diseño con Pedalboard Planner a la página de Facebook, mostrando una board con tus pedales de la linea Boss que más te resultaron útiles.

 

Las reliquias de Boss se extienden a formatos de pedaleras multiefectos y rackeras. La serie GT si bien comenzó en la 5, le siguió la GT-3. Estas pedaleras hoy en día las utilizo en preferencia a  sus versiones más recientas (aunque no significa que sean malas), y me sirvieron para mi propósito en vez de tener una gran cantidad de pedales individuales. Como músico ir a ensayar en salas no me fue muy fácil a la hora de llevar mis pedales en colectivo, sin embargo son mundos diferentes, desde el aspecto creativo, como en lo espontáneo.

boss-gt-5_2-1.jpg

 

 

 

sweded

Cazar tonos si bien es algo personal, requiere del entendimiento y aprendizaje de todo tipo de músicos, de todos los estilos. La importancia del fuzz de octava arriba, por sobre los demás pedales de fuzz, la comprendí en una época donde investigaba mi pedalera POD X3 Live y escuchaba a Scott Henderson.

St. Vincent se lleva al mundo por delante en cuanto a darle utilidad a pedales de fuzz, sin sonar realmente pesada y caer en simplezas del tipo Jack White o generalismos de bandas stoner. Tiene la magia de hacer música muy diversa, desde sintetizadores y guitarras eléctricas, capturando al público popular.

Aseguro que es por prácticas de sonidista la experiencia valiosa, y no tanto por aprender de puristas del tono o cazadores de tonos, ya que hay conclusiones que no las aprendí leyendo acerca de cómo bandas de metal sueco, adquieren su sonido a través de pedales que suenan flojos por sí solos, pero suenan mucho mejor en buenos preamplificadores, con buenas cajas.

Son dos mundos que están casi aislados, y no por los estilos de música. Dejan enseñanzas mayores aparte, ya que en el caso del purista del tono, se trata de utilizar un pedal de overdrive conociendo cómo setearlo para empujar un amplificador, que no es una mala enseñanza, aunque incentivan al uso y dedicación en usar cables de buena calidad, guitarras, amplificadores de buena calidad y marcas específicas… lo cual no está mal, excepto que se puede lograr un buen sonido sin que se dependa exclusivamente de lo mencionado.
Por el otro lado, en el ejemplo de quienes buscan replicar un sonido del tipo metal sueco de los ’90, tiene su aprendizaje también. Basicamente menciona que con un pedal Boss HM-2, o un pedal FZ-2, FZ-3, unos que están algo viejos ya, que sirven para lograr algún tipo de machaque con un sonido de sierra, suenan bien a través de un amplificador Marshall JCM 800… Me pasó de haber comprado un pedal Zoom Tri-metal, y que suena horrible en mi amplificador que tenía en el momento, un Roller de 25w muy castigado, y espectacular con un cabezal Vintage Electric. Entonces la pregunta queda picando, ¿para qué usaría un pedal de distorsión, si ya tengo un amplificador que tiene un canal dedicado? Es decir, es común empujar un canal u otro con un overdrive, pero este es otro caso.

 

 

En ningún momento dice qué más falta, o no nos incentiva a demostrar que cualquier pedal, incluyendo el Metal zone, suena muy bien, al menos muy diferente si es manipulado a través de hacer pruebas con diferentes cajas, micrófonos, posiciones y combinaciones. Por más que el HM-2 se trate de un pedal que tiene un punto medio entre un pedal de fuzz y un hi-gain para machaques, hay más trabajo detrás.

Entonces uno pensaría que no tiene tiempo de ser tan detallista, ¿cómo haría siendo tan cuidadoso en un recital con la posición de un micrófono que ni voy a tener y ni siquiera es mi tarea como músico? Tampoco tengo el tiempo para pagar un estudio que esté logrando algo como tal ¡No podría andar reproduciendo ese sonido! Detesto un poco desde el rol del músico, cual es la solución, acá está.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s